Reloj de fichar: ¿cuál debo elegir?

Te presentamos una práctica infografía que te ayudará a elegir el reloj de fichar que necesita tu empresa. Puedes leer la versión texto más adelante.

Finalmente has decidido implantar un sistema de control horario en tu empresa, o bien has empezado a barajar tal posibilidad debido a las diversas razones por las cuales deberías hacerlo. Ahora te has propuesto dedicar unos minutos a navegar por Internet a la búsqueda de un reloj de fichar y no sabes por dónde empezar: encuentras decenas de proveedores, modelos y programas; no sabes si decantarte por un reloj mecánico o uno electrónico, si fichar por huella dactilar, por reconocimiento facial, mediante tarjetas o con las tradicionales fichas de cartón; etc… En este artículo te damos una guía para saber qué necesitas en función de tus necesidades, recomendando algunos de nuestros productos como ejemplos de cada caso.

1) ¿Reloj de fichar mecánico o electrónico?

Los relojes de fichar mecánicos son, fundamentalmente, máquinas que estampan una hora y una fecha en una tarjeta de cartón. Cuando un empleado inicia o finaliza su jornada de trabajo, introduce su tarjeta en el reloj y éste imprime sobre ella la fecha y la hora de entrada y salida del trabajo. Al cabo de un tiempo, cuando la tarjeta se llena, un encargado debe recogerla y calcular manualmente las horas trabajadas por el empleado durante ese periodo. Además, una vez completada una tarjeta debe proporcionársele una nueva al empleado. La principal ventaja de los relojes de fichar mecánicos es que no necesitan de ningún ordenador para funcionar, ya que el cálculo de tiempos lo realiza una persona, pero necesitan un gasto continuo en consumibles (tarjetas de cartón, cintas de tinta, …). Cabe destacar también que calcular manualmente las horas trabajadas requiere bastante tiempo y es susceptible de producir errores.

Reloj de fichar mecánico TP-50

Los relojes de fichar electrónicos (también conocidos como terminales de control horario) ofrecen muchas más posibilidades. En primer lugar, no implican un gasto en consumibles, ya que la información del marcaje no se imprime en ninguna tarjeta sino que se almacena en una memoria interna del reloj que es leída periódicamente por un programa de gestión instalado en un ordenador. Los empleados pueden fichar de varias maneras, siendo las más comunes la lectura de una tarjeta RFID, el reconocimiento facial o el de huellas dactilares. Por otro lado, el uso de un programa de gestión permite realizar el cálculo de tiempos de manera rápida, automática y sin errores, pudiendo generar informes detallados sobre las horas trabajadas, las ausencias y los retrasos cometidos por los empleados.

Reloj de fichar electrónico CP-6000

Te recomendamos adquirir un reloj de fichar mecánico si:

  • Quieres controlar el horario de menos de diez personas.
  • Dispones de un presupuesto limitado.
  • No quieres utilizar ningún programa de control horario y prefieres calcular tú mismo las horas trabajadas a partir de la información impresa en las tarjetas de cartón.

2) ¿Qué método deben emplear los empleados para fichar?

Si has optado por un reloj de fichar electrónico, el siguiente paso es determinar de qué manera ficharán los empleados. Existen varios métodos de fichaje, pero predominan tres:

  • Leyendo una tarjeta RFID: los empleados tienen una tarjeta identificativa que deben acercar al reloj para fichar.
  • Leyendo las huellas dactilares: los empleados colocan un dedo en un escáner de huellas para identificarse.
  • Reconocimiento facial: el reloj de fichar reconoce a los empleados por el rostro, gracias a una cámara integrada.

Te recomendamos adquirir un reloj de fichar con lector de huellas si:

  • Quieres evitar que un empleado fiche por otro.
  • Quieres facilitar el uso del reloj de fichar al no tener que llevar encima una tarjeta.
  • Quieres evitar que los empleados no fichen por perder u olvidar su tarjeta.
Ver reloj de fichar CP-6000F

Te recomendamos adquirir un reloj de fichar con reconocimiento facial:

  • Por los mismos motivos que en el caso del lector de huellas.
  • Si la actividad de tu empresa impide utilizar un lector de huellas: uso de guantes, restricciones de contacto por cuestiones higiénicas, etc…
Ver reloj de fichar CPF-380X

Puedes leer una comparativa entre el reconocimiento facial y el de huellas dactilares aquí.

Te recomendamos adquirir un reloj de fichar con tarjetas RFID si:

  • Dispones de un presupuesto limitado.
  • La actividad de tu empresa impide utilizar un lector de huellas: uso de guantes, restricciones de contacto por cuestiones higiénicas, etc…
  • Los empleados ya disponen de una tarjeta identificativa para otros propósitos (siempre y cuando la tarjeta sea compatible con el reloj de fichar).
  • La política de empresa prohíbe el uso de sistemas de reconocimiento biométrico (lee más sobre la legalidad de usar sistemas biométricos aquí.
Ver reloj de fichar CP-6000X

3) ¿Qué características adicionales debe tener el reloj de fichar?

Los relojes de fichar electrónicos pueden tener características adicionales como el control de acceso, en cuyo caso te recomendamos adquirirlo si:

  • Quieres restringir el acceso a lugares concretos de la empresa.
  • Quieres saber quién y cuándo ha accedido por una determinada puerta.

El reloj de fichar CP6000 tiene todas estas características, según su versión. Por otro lado también dispone de ciertas particularidades y funciones que lo distinguen de sus competidores:

  • Característica SmartPunch o “marcaje inteligente”: avisa a los empleados de retrasos y ausencias mediante mensajes de voz o mensajes de texto en pantalla.
  • Función Fly-Back: permite a los empleados ver sus últimos 100 marcajes realizados en el reloj.
  • Permite controlar una sirena para que suene al finalizar o empezar una jornada de trabajo.
  • Permite establecer como fondo de pantalla del reloj, el logotipo de la empresa.