Control Horario de Trabajadores

El control horario es una tarea que hace años que se realiza en muchas empresas, pero que no ha sido obligatoria en España hasta mediados de 2019. Este cambio en la legislación ha provocado, como es natural, confusión entre muchos empresarios de pequeñas y medianas empresas que, hasta el momento, no han tenido la necesidad de registrar la jornada laboral de sus trabajadores. En esta guía hemos querido recopilar las cuestiones legales y técnicas que giran en torno a la implantación de una solución completa de control horario para que puedas, en la medida de lo posible, disponer de una idea general de qué necesita. En ella comentamos algunas dudas suscitadas por la nueva ley y explicamos los distintos elementos que conforman una solución de control horario, como las máquinas de fichar y el software necesario para generar informes que contienen las entradas y salidas, las horas trabajadas ordinarias y extras, el absentismo y otros datos que pueden resultar de interés para realizar una gestión del tiempo más óptima.

¡Esperamos que esta pequeña guía te sea de ayuda!


Índice

¿Qué es y para qué sirve el control horario?

El control horario es una tarea que realizan las empresas para verificar que los empleados cumplan con sus respectivos horarios de trabajo. Este control puede tener varias motivaciones, siendo las más corrientes las que comentamos a continuación.

Cumplimiento de la legalidad

Dependiendo de la legislación de cada país, el registro de la jornada laboral puede ser obligatorio. Así ocurrió, por ejemplo, en España, en el año 2019, cuando el Gobierno decretó que todas las empresas deberían registrar las entradas y salidas de sus trabajadores, y presentar dicho registro cuando la Autoridad Laboral lo solicitase en el contexto, por ejemplo, de una inspección de trabajo. Los agentes que pueden intervenir a la hora de promover el registro de la jornada laboral son varios, cada uno de ellos movido por sus propias motivaciones:

  • Empresarios: con intereses de productividad ligadas al tiempo trabajado, querrán comprobar que no se produzcan tasas elevadas de absentismo y que no se superen un cierto número de horas extras que deberán remunerar.
  • Trabajadores (sindicatos): su motivación principal será la de disponer de una prueba que demuestre si trabajan más tiempo del que les corresponde según su contrato de trabajo.
  • Gobiernos: motivados principalmente por garantizar que se cumpla debidamente la legislación laboral.

La legalidad en España (saltar este apartado)

Con efectos de 12 de mayo de 2019 el Real Decreto-ley 82019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, modificó el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores, obligando a las empresas garantizar el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria existente. A continuación presentamos un resumen de los puntos más destacables de esta ley.

¿Cómo se lleva el registro de la jornada laboral?

La ley no establece cómo debe realizarse el registro, y deja a la empresa decidir qué método utilizar. Sin embargo, ésta deberá consultar dicho método con los representantes de los trabajadores o respetar el convenio aplicable. Sea cual sea la manera en la que se lleve el registro, éste deberá contener, para cada trabajador, el horario concreto de inicio y fin de la jornada; y las horas de entrada y salida en la jornada.

¿Cuánto tiempo debe conservarse el registro?

La ley establece que el registro deberá conservarse durante un periodo de cuatro años.

¿Quién debe tener acceso al registro?

La empresa deberá entregar el registro cuando se lo solicite el propio trabajador, sus representantes, Inspección de Trabajo o la Seguridad Social.

¿Qué sucede si la empresa no dispone del registro?

La ley considera como infracción grave no disponer del registro de jornada laboral, lo que puede sancionarse con una multa máxima de 6.250 euros (apartado 5, artículo 7 LISOS). En el caso de que se incumpla la norma afectando a diferentes trabajadores, solo se impondrá una única sanción.

¿Qué pasa si un trabajador no ficha o se olvida?

El artículo 58 del Estatuto de los Trabajadores establece que “Los trabajadores podrán ser sancionados por la dirección de las empresas en virtud de incumplimientos laborales, de acuerdo con la graduación de faltas y sanciones que se establezcan en las disposiciones legales o en el convenio colectivo que sea aplicable”. Esto significa que si un trabajador incumple sistemáticamente la obligación de fichar las entradas y salidas, estará incurriendo en un incumplimiento laboral. Si un trabajador, de manera ocasional, se olvidase de fichar una entrada o una salida, deberá notificar a la empresa para que ésta deje constancia de la incidencia.

¿Afecta la norma a los teletrabajadores?

Sí. Incluso en el caso de que los empleados trabajen a distancia o tengan movilidad geográfica deberá llevarse el registro de sus jornadas laborales.

Control del absentismo

Otra motivación por la que puede implantarse un sistema de control horario es el control del absentismo. Según el 8º informe sobre absentismo laboral en España durante el 2018, y realizado por el Adecco Group Institute, el absentismo laboral supone unos costes directos de 5.000 millones de euros a las empresas, y se estima que la tasa de absentismo es de un 5,3%, o dicho de otro modo, por cada 1000 horas laborables, cada trabajador deja de trabajar 53.

El mismo informe destaca que el absentismo por bajas IT (Incapacidad Temporal) no justificadas representaron el 41% del total, lo que supone aproximadamente a un 2,2% de las horas laborables. A título de ejemplo, en una empresa de 20 empleados que trabajan anualmente 1750 horas, se estarían perdiendo por causas injustificadas alrededor de 760 horas, sin contar los costes indirectos que tal absentismo pueda producir debido a la pérdida en eficiencia, operatividad y rentabilidad. Siguiendo con este ejemplo, si en dicha empresa la hora se paga a razón de 20 euros/hora, las pérdidas anuales asociadas a las bajas no justificadas equivaldrían a unos 15.200 euros.

El informe concluye que las empresas deben marcarse una correcta política de gestión del absentismo para disminuir las ausencias en el trabajo y mantener la tasa al mínimo posible. Un sistema de control horario permite llevar a cabo la detección y análisis del absentismo en la empresa, facilitando así la toma de decisiones que permitan minimizar los costes asociados al mismo.

Control de las horas extra

Un sistema de control horario también puede ser útil para llevar el control de las horas extra realizadas en la empresa por los trabajadores. Si bien la legislación de cada país puede establecer un límite en el número de horas extras realizadas anualmente por un empleado (en España, el Estatuto de los Trabajadores establece un límite general de 80 horas al año), los empresarios pueden querer limitarlas a un número inferior para acotar los costes. Una aplicación práctica del control horario es elaborar, cuando convenga, un informe de las horas extras realizadas hasta el momento. Si el empresario detecta que se está llegando a un determinado valor, puede tomar las medidas pertinentes para que este valor no se supere, como por ejemplo, compensando a los trabajadores con días libres o reestructurando la plantilla y/o las jornadas para reducir la realización de horas extra.

Ahorro de tiempo en la gestión de RRHH

Una solución de control horario puede ir más allá de lo requerido por la legislación vigente o de controlar el absentismo y las horas extra. Entre otras motivaciones está el ahorrar tiempo al personal de RRHH. En función de las características de la solución de control horario que queramos implantar, podemos encontrar herramientas como:

  • Registro de la jornada automático: las entradas y salidas de los trabajadores se registran a través de dispositivos electrónicos y quedan almacenados en una base de datos, evitando así tener que mantener y almacenar hojas de papel o documentos de Excel rellenados manualmente, probablemente con errores y fácilmente manipulables.
  • Planificador de horarios: cuadrante que permite una fácil y rápida asignación de horarios y días libres para uno o más trabajadores.
  • Portal del empleado para solicitar vacaciones y días libres: facilita la comunicación entre los trabajadores y el personal de RRHH a la hora de procesar este tipo de peticiones.
  • Conexión a Nómina: permite enviar los cálculos de horas ordinarias, horas extras y bajas al programa de nómina.

Registro de la jornada laboral

Todo proceso de control horario empieza por registrar la jornada laboral de los trabajadores. Si bien el registro puede realizarse de manera manual (en hojas de papel o rellenando documentos de Excel), una solución moderna de control horario registra las entradas y salidas de los empleados utilizando dispositivos electrónicos como los que veremos en este capítulo.

Los marcajes

Cuando un trabajador ficha una entrada o una salida, genera un marcaje. El marcaje debe contener al menos la información de quién ha fichado y cuándo. Opcionalmente puede almacenar datos adicionales como dónde se fichó (desde un dispositivo concreto o en un lugar geográfico), y también puede llevar un motivo por el que se realizó el marcaje (por ejemplo, una salida para ir a visitar un cliente, para ir al médico, o por una indisposición). Los marcajes se envían automáticamente al software de control horario que se encargará de procesarlos para calcular las horas ordinarias, las extras y el absentismo realizados por los trabajadores, tal y como veremos más adelante.

Sistemas de fichaje

Existen varios métodos para que los empleados puedan fichar las entradas y salidas de la empresa. Veamos unos cuantos.

Máquinas de fichar

También conocidas como “relojes de fichar” o “terminales de control horario”, las máquinas de fichar son dispositivos electrónicos que se instalan en los centros de trabajo de las empresas y que permiten a los trabajadores fichar. En general, disponen de un interfaz que permite interactuar con el usuario (pantalla, altavoz, etc…) y uno o más lectores de marcaje. Un lector de marcaje es el elemento de una máquina de fichar que permite a un trabajador indicar una entrada o una salida.

Las máquinas de fichar tienen varias ventajas respecto a las app de fichaje por móvil (comentadas más abajo):

  • Minimizan la posibilidad de que los trabajadores que van presencialmente a la oficina se olviden de fichar, ya que es un dispositivo que se coloca en un lugar de paso e invita al fichaje. Fichar desde un móvil o desde el lugar de trabajo es algo que el trabajador debe recordar de hacer antes y después de la jornada.

  • Evitan que un trabajador fiche por otro, gracias a que pueden identificar a los trabajadores mediante rasgos biométricos como la huella dactilar o la cara.

  • Evitan el fraude a la hora de fichar: hay apps móviles que pueden ser burladas alterando algunos parámetros del móvil como la fecha y la hora, e incluso es posible falsificar la geolocalización mediante unas apps especiales.

  • Almacenan marcajes de manera autónoma y sin tener que depender de una conexión de red. Con las apps móviles a veces, por falta de cobertura o por errores en los servidores pueden perder marcajes.

  • Garantizan la privacidad de los trabajadores: los relojes de fichar son herramientas que se usan en el trabajo y para el trabajo. No es necesario que los trabajadores instalen en sus móviles personales ninguna app relativa a la empresa.

Existen varios tipos de lectores y, en función del modelo de la máquina de fichar, ésta puede disponer de lectores de varios tipos a la vez. Los tipos de lectores más comunes en el mercado los comentamos a continuación.

Lectores de tarjetas

Los trabajadores fichan acercando una tarjeta personal e intransferible que le es suministrada por la empresa.

  • Ventajas:
    • Fiables
    • Higiénicos, ya que el trabajador no tiene que tocar la máquina para fichar.
  • Inconvenientes:
    • Las tarjetas tienen un coste y éstas pueden perderse y tener que ser reemplazadas.
    • Un empleado puede fichar por otro si le presta la tarjeta.
    • Los empleados pueden olvidarse de traer la tarjeta, salvo que ésta se deje en el centro de trabajo.
Lectores de huella dactilar

Los trabajadores fichan colocando un dedo sobre el lector, el cual identifica al usuario a través de su huella dactilar.

  • Ventajas:
    • Seguros: un empleado no puede fichar por otro, ya que la probabilidad de que tengan una huella similar es muy baja.
  • Inconvenientes:
    • Requiere contacto físico con el lector, siendo poco recomendable en entornos o situaciones que requieran cierto nivel de higiene.
    • Aunque no es lo habitual, no todo el mundo tiene unas huellas dactilares bien definidas que permitan utilizar este método.
Lectores de reconocimiento facial

Los trabajadores fichan mirando a una cámara, la cual identifica al usuario por sus rasgos faciales.

  • Ventajas:
    • Seguros: un empleado no puede fichar por otro, ya que la probabilidad de que tengan unos rasgos faciales similares es muy baja.
    • Higiénicos, ya que el trabajador no tiene que tocar la máquina para fichar.
  • Inconvenientes:
    • Intolerantes a gestos faciales y cambios notables como heridas importantes, parches en algún ojo, etc.
    • Intolerantes a accesorios que puedan ocultar la cara (gafas de Sol, mascarillas, etc.).

Apps para móvil y portales del empleado (marcaje remoto)

Otro método utilizado para que los trabajadores puedan fichar desde una tablet o teléfono móvil mediante apps y portales del empleado (páginas web). Este método de fichaje es ideal para el personal itinerante, es decir, que se desplaza por distintas zonas geográficas durante la jornada laboral, como por ejemplo comerciales, instaladores, trabajadores de la limpieza, etc…

A través de una app nativa para el dispositivo móvil o accediendo a una página web particular para cada empleado, el trabajador podrá fichar desde el lugar que se encuentre siempre y cuando disponga de cobertura de datos. No es recomendable el uso de apps que funcionen offline (sin conexión a Internet), ya que tomarán como hora del marcaje la del propio dispositivo móvil, algo sencillo de manipular a través del menú de configuración de la hora.

Por último, cabe destacar que los marcajes realizados remotamente pueden llevar opcionalmente información sobre la geolocalización del lugar donde se está fichando. La precisión de esta información dependerá de los servicios que el dispositivo móvil tenga disponibles en ese momento. Por ejemplo, si no hay cobertura GPS, el móvil podrá utilizar la geolocalización de la antena de comunicaciones más próxima.

Aspectos legales de los sistemas biométricos

Desde la aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) en los países de la UE, el tratamiento de la información personal se ha convertido en un tema especialmente sensible. En este contexto se plantea la cuestión de cómo los sistemas de fichaje biométricos satisfacen los requisitos de dicho reglamento o de cualquier otro reglamento parecido en legislaciones de otros países.

Lo primero que hay que determinar es qué es un dato biométrico. La misma regulación define como datos biométricos aquellos datos personales obtenidos a partir de un tratamiento técnico específico, relativos a las características físicas, fisiológicas o conductuales de una persona física que permitan o confirmen la identificación única de dicha persona, como por ejemplo imágenes faciales o datos dactiloscópicos. Es importante el matiz de “identificación única” ya que de éste se infiere que no puede considerarse dato biométrico aquél que pueda identificar a más de una persona.

A partir de la definición anterior de “dato biométrico”, todo sistema que capturase una imagen exacta de una huella o de una cara debería someterse a las restricciones de la protección de datos. Sin embargo, dicha definición no incluye los datos biométricos estadísticos, es decir, aquéllos que no son reproducciones exactas de los datos biométricos reales sino resúmenes de los mismos. Por ejemplo, la fotografía del rostro de una persona es un dato personal, ya que puede utilizarse para identificarla de manera inequívoca, pero una descripción breve de su aspecto, no lo es. Además, a partir de una descripción breve es imposible reconstruir la imagen real de dicha persona.

Si los sistemas de fichaje biométricos capturaran y almacenaran imágenes completas de las huellas o de las caras de los empleados, deberían tener especial cuidado en evitar el acceso no permitido a las mismas. Pero, en general, estos dispositivos detectan y almacenan solamente patrones de características (llamadas minucias) que permiten una identificación aproximada de los empleados. La figura siguiente muestra un ejemplo de esto con dos huellas dactilares de personas distintas. Cuando se registra una persona en un reloj de fichar, lo que se realiza es la detección de ciertas características del dibujo de la huella, como bifurcaciones, terminaciones, bucles, etc…


Patrones de dos huellas distintas

En la base de datos del sistema no se guarda la imagen original de la huella sino un patrón que contiene la posición y tipo de algunas minucias. En la imagen del ejemplo se muestran los patrones con algunas de las minucias detectadas en cada huella. Se observa, en primer lugar, que es imposible reconstruir el dibujo original de las huellas a partir de las minucias; y en segundo lugar, que dos personas podrían llegar a tener el mismo patrón, aunque la probabilidad es baja. En el caso del reconocimiento facial el procedimiento es similar, sólo que las minucias son de otro tipo (posición y dimensiones de diversos elementos de un rostro).

El hecho de trabajar con patrones que contienen un número limitado de minucias en lugar de con las imágenes originales de las huellas hace que los sistemas de fichar biométricos no entren en conflicto con la GDPR, ya que la información extraída permite identificar personas con cierto margen de error, no de manera inequívoca. Sin embargo este margen de error es lo suficientemente pequeño como para que la identificación de empleados se realice correctamente en un entorno como un centro de trabajo, en la que el número de personas es reducido. En definitiva, los datos recogidos de las huellas no pueden utilizarse, por su naturaleza, como dato personal. Además, dichos datos estarán codificados en un formato privado del fabricante (no en un formato estándar de imagen como JPG), lo que hace estéril su utilización fuera del ámbito del control horario.


Software de control horario

En el capítulo anterior hemos visto los distintos métodos que pueden utilizar los trabajadores para registrar las entradas y salidas de la jornada, como máquinas de fichar, apps y portales del empleado. En este capítulo hablaremos del segundo elemento imprescindible que requiere una solución completa de control horario: el software de gestión. Como veremos, los programas de control horario pueden ser básicos (idóneos para, simplemente, cumplir con los mínimos requeridos por la ley) o más avanzados (con características que permiten gestionar de manera más eficiente la gestión horaria de los trabajadores).

Características básicas

Un software de control horario es una aplicación que fundamentalmente recoge los marcajes de los trabajadores, los procesa y, a partir de la planificación de horarios que se haya definido, calcula varios tiempos como las horas trabajadas ordinarias, las extra y el absentismo (retrasos y ausencias). Una aplicación básica de control horario debería, al menos, poder realizar estas tareas.

Otra característica básica es la de poder generar informes con la información obtenida a partir de los marcajes. Por ejemplo, un empleado, un representante del mismo o la Autoridad Laboral podrían solicitarnos una la lista de marcajes realizados en un periodo, por lo que la aplicación debería poder proporcionar un informe con estos datos.

Características avanzadas

Las aplicaciones de control horario más avanzadas incluyen una serie de características opcionales que van más allá de registrar la jornada laboral de los trabajadores. A la hora de implantar un sistema de control horario en la empresa deberemos evaluar si estas características nos aportan o no un valor para la gestión de los RRHH.

Calendarios

Los calendarios son herramientas que permiten planificar los horarios de un conjunto de empleados. La complejidad y potencia de los calendarios depende de cada software de control horario que encontremos en el mercado. Hay programas que simplemente permiten asignar de manera puntual (día a día) un horario a cada empleado, pero hay también programas que permiten una programación más inteligente y automatizada que, por ejemplo, utilizan plantillas que se asignan a uno o más trabajadores a la vez.

Por otro lado, los calendarios también permiten indicar los días festivos y de vacaciones del personal, de modo que, por ejemplo, la aplicación pueda clasificar las horas trabajadas en función de si se han hecho en día laborable o libre (cuya remuneración puede ser distinta). Además, disponer de esta característica también permite controlar cuántos días de vacaciones se han asignado a cada trabajador y comprobar si la planificación horaria anual coincide con lo establecido por el convenio que corresponda.

Gestión de incidencias (bajas)

Las incidencias son motivos por los que un empleado ausenta del trabajo. Un caso particular de incidencia son las bajas, que pueden ser de diversa índole, como una enfermedad, un permiso por maternidad, etc…

La gestión de incidencias permite llevar un control preciso del absentismo en la empresa, clasificándolo en varios tipos para su posterior análisis mediante informes generados por la aplicación. Una incidencia puede ser solicitada por el empleado con anterioridad de que suceda (indicándolo en un marcaje o enviando una solicitud a través del portal del empleado) o a posteriori (una vez el gestor de RRHH tenga conocimiento de la misma).

Cuadro de planificación de horarios y turnos

Un planificador de horarios es una herramienta de gran utilidad para aquellas empresas que asignan los horarios de cada trabajador a medida que pasa el tiempo y de acuerdo con unas necesidades de cobertura. Con ella, podemos visualizar los horarios, tipos de día y bajas del personal para un determinado periodo y todo en una misma pantalla.

Ejemplo de informe de marcajes (software control horario Imesd Numa)
Ejemplo de Planificador (software control horario Imesd Numa)

Control de presencia

El control de presencia permite determinar quién está presente o ausente en la empresa o quién lo estuvo durante un determinado periodo de tiempo. Una generalización del control de presencia es el llamado control de localización, que permite determinar en tiempo real quién está presente en distintos lugares del centro de trabajo, y cuya utilidad se demuestra en empresas que tengan definidos protocolos de evacuación por emergencias, ya que el control de localización es capaz de generar un informe de los últimos lugares del centro en el que se encontraba cada trabajador, agrupados por punto de encuentro.

Gestión de vacaciones y saldo (bolsa de horas)

El saldo (en un periodo) es la diferencia entre las horas que ha trabajado un empleado respecto a las horas teóricas que debería haber trabajado. La valoración del exceso (saldo positivo) o falta (saldo negativo) de horas trabajadas queda en manos del gestor de RRHH, que definirá las reglas que controlarán los límites del saldo y su acumulación. El saldo es una herramienta que permite al gestor de RRHH determinar si hay que compensar en un futuro a un empleado por tener un saldo positivo (remunerando las horas o dando días libres) o sancionarlo por tenerlo negativo.

Por otro lado, la gestión de vacaciones permite llevar un control preciso de los días libres que se toman los trabajadores. Ya sea mediante de una petición a través del portal del empleado o por asignación directa del gestor de RRHH, el control de las vacaciones evita que se tomen más días de los disponibles y permite que los empleados puedan traspasar parte de las vacaciones no realizadas en un año al siguiente.

Control de tareas

Si bien el control horario tiene como objetivo principal contabilizar el tiempo que los empleados trabajan durante la jornada, el control de tareas permite contabilizar el tiempo dedicados a tareas concretas de la actividad laboral. Por ejemplo, si quisiéramos determinar el tiempo que los comerciales dedican a las visitas en casa de los clientes o el tiempo dedicado a realizar un proceso en un laboratorio, esta característica proporcionaría informes que contendrían el detalle de la dedicación, por parte del personal, a las distintas tareas.

El control de tareas, además, permite asignar a cada tarea un precio/hora para poder valorar, mediante la generación de informes, los costes asociados al tiempo de dedicación correspondiente.

Control de acceso

El control de acceso aprovecha la infraestructura de máquinas de fichar para permitir o bloquear el acceso físico a diferentes lugares o recintos del centro de trabajo.

Algunas máquinas de fichar tienen la capacidad de expandir los lectores de marcaje más allá de aquéllos que tiene integrados y que son utilizados para fichar. Estos lectores adicionales se llaman lectores periféricos, y no solo sirven para poder ampliar los puntos de marcaje para el control horario aprovechando una misma terminal, sino que permiten accionar cerraduras eléctricas y/o barreras para permitir o bloquear el acceso de personas a distintos recintos.


Lo que en Imesd ofrecemos

En pequeña guía hemos visto qué es y en qué consiste un sistema de control horario, comentando aspectos legales y otros más técnicos. En este capítulo haremos un resumen de lo que en Imesd podemos ofrecerte para que puedas implantar en tu empresa una solución de control horario que se adapte a tus necesidades.

Máquinas de fichar de compra y alquiler

A diferencia de nuestros competidores, en Imesd siempre hemos apostado por el producto de diseño y fabricación propios. Por este motivo no solo distribuimos máquinas de fichar importadas sino que también proporcionamos equipos hechos por nosotros. Esto nos proporciona las siguientes ventajas:

  • Ofrecemos a nuestros clientes soluciones completas de máquinas de fichar y software de control horario y presencia que funcionan sin fisuras. Otras empresas de software normalmente solo ofrecen producto importado y adaptan sus programas para que funcionen con él.

  • Nuestro producto depende de nosotros, no de un tercero, por lo que nuestros tiempos de respuesta ante fallos o averías son más cortos que los de la competencia.

  • Podemos adaptar el producto a las necesidades particulares de nuestros clientes, implementando características requeridas por la propia empresa o por requerimientos legales de cada país.

Disponemos de terminales de lectura de tarjetas, huella dactilar y de reconociemiento facial, y pueden adquirirse en modalidad de compra o alquiler. Puedes consultar aquí nuestro catálogo de terminales.

Software de control horario de compra y en la nube

En Imesd diseñamos nuestro propio software de control horario para ofrecer a nuestros clientes una rápida respuesta ante la resolución de problemas, y flexibilidad a la hora de implementar pequeñas adaptaciones del programa a sus necesidades. Nuestro software de control horario puede comprarse o alquilarse en la nube, y se adapta tanto a microempresas como a medianas empresas, ya que es altamente modulable y escalable.

Servicios de soporte y mantenimiento

Un sistema de control horario con varias terminales y un software relativamente avanzado puede requerir ocasionalmente de un mantenimiento, bien sea por averías en las máquinas de fichar, o por resolución de dudas sobre el funcionamiento del programa por parte del personal de RRHH. En Imesd disponemos de varios contratos de mantenimiento que van más allá de la garantía de nuestros productos.


Esperamos que esta guía te haya servido para tener más claro qué puede aportar un sistema de control horario y qué elementos lo conforman.

¿Tienes más dudas? Te asesoramos sin compromiso.

contacta con nosotros

Guía control horario