¿Por qué elegirnos a nosotros?

Como siempre que aparece una oportunidad, la llegada de la ley del registro horario de la jornada laboral de los trabajadores ha propiciado la aparición de muchas empresas de informática o de tecnologías de la información que se aventuran en desarrollar sistemas de control horario, lo que ofrece al mercado un abanico amplio de posibilidades a la hora de implantar la solución que más se adecue a sus necesidades.

Muchas de estas empresas, hasta ahora, centraban su actividad en ofrecer otro tipo de productos orientados a la gestión empresarial; otras, simplemente desarrollaban software a medida y han encontrado una oportunidad de entrar en otro nicho de mercado aprovechando la aparición a la reciente ley.

En este artículo te damos 5 motivos por los que deberías elegir a Imesd como tu proveedor de soluciones de control horario.

1) Llevamos más de 30 años haciendo lo mismo

Somos expertos en la materia. Con un historial de más de 3000 clientes, durante todos estos años hemos recopilado una larga experiencia de las necesidades de las empresas a la hora de llevar el control horario de sus trabajadores. Una de las lecciones que mejor hemos aprendido es que cada empresa es un mundo y que, en la práctica, registrar el horario de un trabajador no consiste solamente en restar las horas de entrada y salida y mostrar los resultados en un informe. La casuística de los horarios en las empresas es amplísima, y a la hora de satisfacer las necesidades de la mayoría de ellas, hemos tenido que crear un producto flexible que, por supuesto, no deja de evolucionar.

2) ¡Nos gusta reinventar la rueda!

Pero no en el mal sentido, sino en el de entender que los tiempos cambian, que las tecnologías mejoran y que las cosas pueden hacerse mejor. Por eso no nos da miedo replantearnos nuestros propios productos y servicios, modificándolos o empezando de cero en algunos aspectos. Por este motivo hoy disponemos de soluciones de control horario tradicionales (utilizando relojes de fichar y un programa instalado en un ordenador de la empresa) y otras más modernas (alquilando el software en la nube y fichando mediante un teléfono móvil).

3) El servicio postventa, imprescindible

Podemos asegurar que el 99% de las empresas que implantan un sistema de control horario, en algún momento u otro deberán enfrentarse a dificultades por las que necesitarán un buen servicio postventa que les dé soluciones. Aquí es donde verdaderamente se pondrá de manifiesto si hemos elegido bien o mal a nuestro proveedor. Hoy podemos adquirir soluciones de control horario realmente baratas, pero llegará ese día en el que necesitaremos ayuda para solucionar un problema y nos encontraremos, por ejemplo, que debemos llamar a un teléfono de pago asistido por gente con un conocimiento superficial del producto, que debemos pagar un precio exageradamente alto por un contrato de mantenimiento, o incluso que el proveedor ya no exista o ya no dé soporte para este tipo de producto. En Imesd creemos que el servicio postventa es lo que marca la diferencia entre un buen y un mal proveedor, y por ello ofrecemos distintos servicios de soporte según las necesidades de nuestros clientes.

4) Producto propio

En nuestra cartera de productos de relojes de fichar podemos encontrar producto importado pero también producto propio. ¿Por qué tener producto propio cuando el importado es, por lo general, más barato? Los motivos son, fundamentalmente, dos: por un lado, disponer de relojes de fichar desarrollados por nosotros mismos nos permite adaptarlos a las necesidades del cliente y proveerlo de características que los productos importados carecen; por otro, garantizamos a nuestros clientes la continuidad de nuestra filosofía de trabajo, lo que pemite que renovar los equipos consista simplemente en cambiarlos por los nuevos.

Por lo que refiere al software, solo comercializamos programas desarrollados por nosotros. Nuestro software cristaliza toda nuestra experiencia para ofrecer a nuestros clientes una herramienta útil que les permita conocer las horas trabajadas, extras y el absentismo de los trabajadores.

5) Nuestra intención es seguir 30 años más

Somos una empresa activa, estable y con un equipo comprometido con su trabajo, y tenemos muy claro que queremos seguir así otros 30 años. Dijo Quevedo que la confianza es el mayor despeñadero, y por eso trabajamos a diario para transmitir a nuestros clientes la sensación de que, siempre que nos reclamen, allí nos tendrán para darles respuesta.