Un control horario realmente económico

Desde que el gobierno español publicó en el BOE la orden que regula el registro obligatorio de la jornada laboral de los trabajadores, hemos recibido muchas peticiones de información por parte de empresas interesadas en implementar una solución de control horario que permita registrar los marcajes que los trabajadores hacen en una o más terminales o relojes de fichar.

La preocupación de muchas de estas empresas se centra en el coste económico de implementar una solución de control horario y, como es natural, todas ellas buscan obtener una relación equilibrada entre el precio y las prestaciones ofrecidas. En este pequeño artículo presentaremos una de nuestras soluciones de control horario más económicas que satisface las necesidades mínimas que una empresa necesita para cumplir la ley.

Componentes de un sistema de control horario

Un sistema de control horario está formado básicamente por dos componentes:

  • Una o más terminales o relojes de fichar: son los dispositivos físicos donde los trabajadores deberán fichar sus entradas y salidas del trabajo.
  • Un software de control horario que recoge automáticamente los marcajes de los trabajadores y los utiliza para calcular las horas trabajadas, las horas extras, el absentismo, etc…

El coste de la solución que implementemos estará estrechamente relacionado con la cantidad de relojes de fichar que necesitemos y sus características técnicas, así como las características propias del software que acabemos utilizando.

Un control horario económico

En este artículo queremos presentar nuestra solución de control horario NumaTime/LE en la nube, la cual ofrece las ventajas siguientes:

  • No utiliza relojes de fichar. En lugar de ello, los trabajadores fichan desde su teléfono móvil, eliminando de este modo el coste de la terminal o reloj de fichar. Alternativamente también pueden fichar desde cualquier ordenador de la oficina con conexión a Internet.
  • El software se aloja en la nube y se accede mediante un navegador de Internet, con lo que no es necesario instalar el programa en ningún ordenador. Esto elimina los costes derivados del mantenimiento informático asociado al uso de la aplicación.
  • Sigue un modelo de alquiler: cada mes se satisface una cuota que puede deducirse contablemente como gasto de empresa. Esta cuota incluye el soporte técnico y permite tener la aplicación permanentemente actualizada.
  • Se adapta a tus necesidades: si tu intención es simplemente cumplir la ley de registro horario, puedes contratar la aplicación en su modalidad más básica, sin características extra que realmente no necesitas y que solo añadirían coste a la solución.

¿Qué más nos aporta un control horario?

A parte de para ajustarse a la ley, un sistema de control horario nos permite planificar los horarios y días de vacaciones, y controlar las bajas por enfermedad de los trabajadores de manera eficaz, sin necesidad de utilizar hojas de Excel, tan incómodas y complicadas de mantener sin errores. Además, la exportación de estos datos puede agilizar el proceso de confección de las nóminas.

Por otro lado, un sistema de control horario nos permite también conocer el absentismo en la empresa y detectar así posibles casos de descenso del rendimiento en el trabajo debido, por ejemplo, a una planificación horaria difícil de cumplir.