Registro de la jornada de los empleados

El gobierno español se ha manifestado repetidas veces durante este año acerca de modificar las leyes actuales que regulan el registro horario con el fin de obligar a las empresas a registrar la jornada laboral de sus empleados. Esta voluntad empezó a gestarse hace unos años a raíz de una sentencia de la Audiencia Nacional por la que se obligaba a Bankia a registrar la jornada de sus trabajadores para controlar la cantidad de horas extras que éstos realizaban. Sin embargo, meses más tarde el Tribunal Supremo estimó un recurso contra dicha sentencia, admitiendo que los tribunales no pueden realizar una función legislativa que obligue a las empresas a registrar la jornada. Con ello, el Tribunal indicó oportuno que debería llevarse a cabo una reforma de la ley con respecto a dicha obligación.

La última noticia acerca de la voluntad de modificar la legislación nos llega a través de una publicación de Cinco Días, en la que informa que CCOO y UGT respaldan al gobierno español en su propósito. Según el secretario general de CCOO, Unai Sordo, “es fundamental que las empresas tengan control sobre la jornada de sus trabajadores, porque es ahí donde se produce gran parte del fraude laboral; con millones de horas extraordinarias que no se pagan y con alargamientos de jornada que ni cotizan ni se cobran”.

Una de las objeciones que muchas empresas ponen a la hora de llevar un registro de la jornada laboral es que deben dedicar recursos económicos y humanos para ello. Sin embargo hoy en día existen soluciones tecnológicas económicas de control de horario y control de presencia que facilitan esta tarea. Estas soluciones, disponibles también en modalidad de alquiler, están formadas básicamente por una terminal de control horario (o reloj de fichar) donde los empleados fichan al entrar y salir de la empresa, y por un software que, a partir de estos marcajes y de la programación de los horarios del personal, permite obtener informes de las horas trabajadas, horas extras, absentismo, etc… Estos informes pueden utilizarse ante una posible inspección de trabajo para respaldar la información de las nóminas de los trabajadores.

Sin embargo, hay otra alternativa posible a adquirir o alquilar un sistema de control horario, y es la de contratar un servicio de externalización del control horario. Con este tipo servicio, la empresa solo tiene que proporcionar al proveedor cierta información (lista de empleados, horarios, calendario de vacaciones, etcétera…) y poner en sus instalaciones una terminal o reloj de fichar al que el proveedor tendrá acceso remoto. Con toda esta información, el proveedor entregará a la empresa de manera periódica informes sobre la correcta realización de los horarios y vacaciones del personal, así como las horas trabajadas (normales y extras), los retrasos y las ausencias cometidas. Este tipo de servicio ofrece, entre otras ventajas, la posibilidad de olvidarse de dedicar personal de recursos humanos a la tarea de controlar los horarios de los trabajadores. Además, no requiere de ningún tipo de inversión, ya que los relojes de fichar se incluyen en el pago de la cuota mensual del servicio.

Dejamos a continuación algunos enlaces a soluciones de control horario que pueden resultar de interés.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0
Claudi Martínez

Autor: Claudi Martínez

Claudi se incorporó a ImesD en 2003. Empezó realizando proyectos de mejora de las terminales de control horario y accesos, y posteriormente introdujo la tecnología de reconocimiento de huellas dactilares. Actualmente se encarga del diseño y desarrollo de la nueva gama de relojes de fichar y de programas ImesD. Puedes seguir sus publicaciones en Google+ o Twitter.