Control de los recursos humanos: el HRC

A cualquier persona que esté en contacto con el mundo de la gestión empresarial le sonará el concepto de programas ERP y CRM, nombres con los que se identifican un conjunto de aplicaciones orientadas a gestionar los recursos de una empresa (en el caso de ERP), como la relación con sus clientes (programas CRM).

Los programas ERP permiten gestionar muchos aspectos de la empresa: compras, ventas, stocks, finanzas, etc… Pero en particular, permiten gestionar los recursos humanos: dar de alta/baja un empleado, planificar su horario en función de las necesidades de producción, gestionar nóminas, etc… A partir de los datos introducidos por el personal de RRHH, estos programas pueden generar informes y otros impresos relacionados. Dichos datos, sin embargo, a menudo deben recopilarse de manera manual y deben transformarse o adaptarse para ser introducidos en los programas ERP. Por ejemplo, para preparar la nómina de un empleado debemos saber si éste ha cumplido con el horario: ¿ha trabajado todas las horas?, si ha estado de baja, ¿durante cuánto tiempo? Aquí es donde interviene el concepto de “HRC” (del inglés, Human Resource Control), que en contraste con el ERP, sirve para obtener automáticamente los datos para la gestión de los recursos humanos. Podemos entender el HRC como el paso previo al ERP, es decir, como el conjunto de sistemas que permiten obtener datos directamente de los movimientos de los empleados en la empresa.

La obtención automática de datos llevada a cabo por los sistemas HRC se realiza registrando los movimientos que hacen los empleados a lo largo de su jornada de trabajo en la empresa. Para ello, el HRC requiere instalar un conjunto de dispositivos físicos (hardware) con los que los empleados deberán interactuar.

hrc-1

Sin embargo, los  datos recopilados por los sistemas HRC no sólo pueden ser explotados por un programa ERP, sino que sus aplicaciones pueden ir más allá, como por ejemplo:

  • El control de acceso: permite o impide el acceso físico de personas a determinados recintos de la empresa.
  • El control de localización: informa sobre dónde se encuentran los empleados dentro de la empresa en todo momento, quién está presente o ausente y por cuánto tiempo.
  • El control de producción: permite hacer el seguimiento de los procesos productivos de la empresa, como controlar el tiempo invertido en cada tarea, valorar los materiales y costes asociados, etc…

El HRC es, en definitiva, un conjunto de aplicaciones pensadas para aquellas empresas que necesiten realizar un control eficaz de los movimientos del personal.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0
Claudi Martínez

Autor: Claudi Martínez

Claudi se incorporó a ImesD en 2003. Empezó realizando proyectos de mejora de las terminales de control horario y accesos, y posteriormente introdujo la tecnología de reconocimiento de huellas dactilares. Actualmente se encarga del diseño y desarrollo de la nueva gama de relojes de fichar y de programas ImesD. Puedes seguir sus publicaciones en Google+ o Twitter.