6 maneras de que consigas levantarte temprano

En pleno debate sobre la reforma horaria, y como profesionales que somos del control del tiempo en las empresas, hemos creído conveniente escribir esta entrada con unos cuantos consejos para que no nos cueste tanto levantarnos pronto y, así, facilitar nuestra adaptación a una eventual racionalización de nuestros horarios.

El texto que viene a continuación es una traducción del artículo original, en inglés, escrito por Stephanie Vozza y publicado en Entrepeneur.


Para conseguir un gran objetivo, como emprender un negocio, escribir una novela o empezar un plan de ejercicios, los expertos en productividad a menudo sugieren levantarse pronto. Puedes hacer mucho cuando tu casa está en silencio y no hay distracciones ni interrupciones. Sin embargo, decirlo es más fácil que hacerlo.

“Creerás que levantarse pronto es sólo cuestión de disciplina, pero de hecho es bastante más”, dice Julie Morgenstern, experta en gestión del tiempo y autora de Never Check Email in the Morning (Touchstone; 2005). “La verdad es que todo tu ecosistema se ha construído en base al hecho de ir tarde a dormir”.

Cuando intentas cambiar tu rutina mañanera, aparecen varios obstáculos que, sin embargo, puedes superar. La clave está en empezar en la noche anterior. Morgenstern ofrece seis estrategias para que consigas levantarte pronto:

1. Cambia tu mentalidad

Mucha gente se resiste a ir a la cama porque les cuesta dejar de hacer cosas – sienten ansiedad porque el día termina. Pero Morgenstern enseña a sus clientes a pensar de manera distinta.

“Considera que dormir es el principio del día siguiente”, dice, añadiendo que este cambio de mentalidad puede cambiar la manera de ver el sueño como algo motivador. “Dormir se convierte en un elemento activo; estás cargando tus baterías”.

2. Ajusta la hora de ir a la cama

Muchos de nosotros dormimos poco, y robando otra hora de nuestro sueño sólo nos va a preparar para el fracaso. El único modo de tener éxito es ir a dormir más temprano. Para ello, determina cuántas horas de sueño necesitas y añade tiempo a partir de aquí.

“Levantarse más pronto requiere un cambio fundamental en la interconexión de nuestras neuronas”, dice. “El cambio puede parecerte bien el día antes, pero repetirlo a la mañana siguiente es un duro trabajo que requiere romper con muchos patrones”.

3. Replantea las actividades nocturnas

También deberás replantearte la hora de la cena, así como las actividades de desconexión que luego realizarás, como leer, dice Morgenstern.

“No eres realista si dices que te levantarás pronto sin que, para ello, hagas cambios en tu rutina diaria”, dice. “Por otro lado, cenar no menos de dos o tres horas antes de ir a la cama es lo óptimo para poder dormirte y dormir bien”.

4. Prepara tu actividad para la mañana siguiente

A veces lo que nos mantiene en la cama no es la fatiga sino el hecho de que las tareas que hemos planeado para la mañana nos superan. Para hacer que estas tareas resulten menos pesadas, prepárate la noche antes y organiza tus cosas. Prepara la ropa del gimnasio, la esterilla de yoga o las zapatillas de correr, si planeas hacer ejercicio. Si vas a ponerte en el ordenador, ordena tu escritorio y prepara la cafetera.

“Empezar algo nuevo siempre parece complicado”, dice Morgenstern. “Toma tiempo para prepararte e incrementarás las posibilidades de éxito”.

5. Desconecta del mundo electrónico

Al menos 90 minutos antes de ir a la cama, deja de interactuar con aparatos electrónicos, como la tele, el correo electrónico, las redes sociales, o los libros electrónicos.

“La ciencia dice que nos sobre-estimulan”. “Es como beber un Red Bull antes de dormir – no hay manera de quedarse dormido”.

Morgenstern sugiere que sustituyamos estas actividades con algo relajante, como oir música, dibujar o preparar la comida para el día siguiente.

6. Crea una rutina para antes de ir a la cama

Date un respiro y tiempo para desconectar realizando una relajante rutina para antes de ir a dormir. Por ejemplo, comprueba que las ventanas y las puertas estén cerradas, atenúa las luces y haz estiramientos, o da un tranquilo paseo.

“Esta rutina te ayudará a dormirte fácil y rápidamente”, dice. “Y también augmentará las probabilidades de que te levantes a la mañana siguiente”.

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0
Claudi Martínez

Autor: Claudi Martínez

Claudi se incorporó a ImesD en 2003. Empezó realizando proyectos de mejora de las terminales de control horario y accesos, y posteriormente introdujo la tecnología de reconocimiento de huellas dactilares. Actualmente se encarga del diseño y desarrollo de la nueva gama de relojes de fichar y de programas ImesD. Puedes seguir sus publicaciones en Google+ o Twitter.